Juan José Aroz Contacto Información legal Nuestra colección

El cortafuegos

Cinco días antes

Peregrinos de Marte

José Antonio Suárez

260 páginas · 10 €
Edición agotada



Por segunda vez contamos en nuestra colección con la presencia del ya conocido escritor. Su anterior título Nuxlum, ha sido el ganador del Premio IGNOTUS 2001 a la Mejor Novela.


Año 2098. La exploración espacial, escasa en recursos, necesita del turismo para sobrevivir. Sin embargo, el reciente desastre de la nave Hermes, en el que murieron todos los pasajeros, ha reducido el número de personas dispuestas a pagar por viajar a otros mundos.

Sonia Alba, ganadora por sorteo del derecho a visitar el planeta rojo y simpatizante de un partido extremista, Luis Tello, heredero de un poderoso imperio informático, Enzo Fattori, magnate de la banca con peligrosos contactos en el mundo de la iglesia y Martín Wink antiguo senador que trae a Marte un terrible secreto, integran el pasaje turístico que arriba a la base científica Candor Chasma en un momento crítico para la Tierra.


Resulta evidente, todo lo indica: la ciencia ficción española está atravesando uno de sus momentos de mayor esplendor. De un tiempo a esta parte son muchos los editores, tanto viejos como nuevos, profesionales o simples aficionados, que se han lanzado al ruedo y publican sin miedo, incluso con tiradas decentes, a grandes autores autóctonos. Y lo que resulta aún más maravilloso: el público está respondiendo y compra dichas obras, pues la mayoría de ellas muestra una calidad digna cuando no superlativa, sin nada que envidiar a la de autores foráneos. ¿Qué mejor manera de rubricar tan fastuosa época que sacar al mercado una pequeña obra de arte? Espiral, la editorial no profesional de Juan José Aroz, así lo ha hecho. Fiel a su política de ofrecer lo más interesante dentro del panorama actual, ha decidido obsequiar a los lectores con una de las novelas más sólidas y consistentes de la ciencia ficción española.

Peregrinos de Marte es una obra redonda, sin fisuras. Al abrirla nos adentramos en los dominios de un gran narrador, un autor en plena madurez de técnica e ideas. Ya desde la misma portada, sin lugar a dudas excelente, nos sumergimos en el planeta rojo. José Antonio Suárez ha sabido captar y atrapar a un tiempo la atmósfera de los grandes maestros. Su Marte es tan real y hermoso como el de Bradbury en Crónicas marcianas, tan terrible y subyugante como el de Pohl en Homo Plus.

Pero por encima de todo sabe a real, a genuino, nos atrapa y nos fascina con una fuerza insospechada. Nos sentimos perdidos en aquel desierto, bello y terrible, vagando con los protagonistas dentro de las bases de Candor Chasma, Gravidus o Quimera, nos adentramos por Valles Marineris o Nirgal Vallis, casi nos cuesta respirar como a ellos...

Muy pocas veces un mundo ficticio ha llegado a ser tan auténtico.

Pero no sólo existe la belleza descriptiva del entorno. La obra se mueve como un engranaje perfecto dentro de una trama absorbente. Los personajes, muy bien definidos, nos muestran sus intenciones de forma solapada, mediante un cuentagotas hábilmente administrado. El autor ha sabido jugar muy bien con la baza de explicarnos cada uno de los capítulos desde dos perspectivas diferentes, mostrando y ocultando a un tiempo la información con una pericia de maestro en el thriller.

Los detalles se van descubriendo a su debido tiempo, la información va cubriendo huecos y lagunas que al principio ni tan siquiera sospechábamos existieran. Un dato de ese buen hacer es que todos los personajes en la obra tienen algo que decir, y siempre es interesante escucharles, aprender de ellos. José Antonio Suárez recrea una sociedad humana terrible, pero paradójicamente muy real y auténtica.

Con pequeñas y cuidadosas pinceladas nos explica cómo funciona ese mundo futuro tan terriblemente cercano y parecido al nuestro. Lo más maravilloso de todo es que no nos choca ninguna de las acciones que acometen tanto los individuos como los poderes fácticos de la historia.

Todo tiene un poso a real que asusta, da miedo pensar que podría ser así. La lógica interna del relato resulta imparable y está desarrollada de forma magistral.

Sin duda parte del acierto estriba en la creación de personajes. Suárez se mueve con maestría en las relaciones entre ellos, enfrentándolos unos contra otros a la vez que los utiliza para conformar un microcosmos que aglutina lo esencial de la sociedad humana. Mención aparte merece Arquímedes, el robot doméstico, un derroche de inventiva que es comparable al mítico HAL de 2001 o al carismático R2DO de Star Wars. Es en ese mimo en los detalles donde se otorga una gran verosimilitud a la historia. La rutina dentro de la base, la forma de explicar el funcionamiento de los aparatos siempre en un tono casual, los detalles sobre enfermedades o el funcionamiento de los institutos en la Tierra, con sus alumnos problemáticos y sus profesores estresados... Hay gran cantidad de datos sobre el funcionamiento de ese mundo futuro y sería prolijo explicarlos todos, máxime cuando se hallan sabiamente engarzados en la historia y no interfieren en ella. Son información que aumenta el valor de lo que se explica, dotando al conjunto de mayor consistencia.

Hacen que se saboree mejor el relato.

Resumiendo, podemos decir sin miedo a equivocarnos que estamos ante una novela que perdurará en el tiempo y será tanto o más estimada que su anterior Nuxlum. José Antonio Suárez se muestra, una vez más, como un gran escritor dotado con la genialidad de hacer amenas e interesantes las grandes historias que nos explica. ¿Cómo es posible que Minotauro y otras editoriales de las llamadas profesionales no le persigan para publicar algo de su obra? Un misterio que al menos ese hombre sabio que es Juanjo Aroz ha tratado de corregir. Démosle las gracias por su acierto. Peregrinos de Marte es una joya que ningún buen aficionado al género puede permitirse el lujo de dejar escapar.

Estáis avisados.

Joan Antoni Fernández

(Crítica aparecida en BEM On Line)