Juan José Aroz Contacto Información legal Nuestra colección

Gabriel Bermúdez Castillo

Joseba Paulorena

Juan Antonio Fdez. Madrigal

"Ciclo de sueños" (Espiral - CF nº 22)

1.-Haznos una pequeña semblanza de ti mismo: quién eres, qué has escrito o publicado con anterioridad

La primera pregunta es bastante difícil, filosóficamente hablando J... Pero resumiéndola en algunos detalles temporales/académicos/laborales, nací en 1970 en Córdoba, y crecí bastante feliz allí hasta que vine a la Universidad de Málaga a hacer la, por entonces, nueva licenciatura en Informática (lo cual no acabó con mi felicidad, pero sí fue un cambio duro). Al terminar la carrera conseguí un trabajo a tiempo parcial (no me preguntéis cómo, pero con lo que ahorraba de ese miserable sueldo conseguí comprarme mi segundo PC) programando informes y bases de datos en una inmobiliaria, hasta que finalmente conseguí una beca de formación de personal investigador y ahí comenzó mi carrera investigadora en la universidad. Ahora soy doctor en informática y profesor en la Escuela de Ingenieros en Informática, y tengo ya algunas publicaciones en el área de robótica e inteligencia artificial. Por si fuera poco, en éstas estaba cuando conocí a mi mujer (que también trabaja en su tesis en el mismo área), lo cual la hace firmemente candidata a ser la mejor época de mi vida.

Tomando otras facetas más lúdico/festivas, entre mis aficiones están la música, el dibujo y la escritura (las maquetas, programar, leer, ...). Hace mucho que no practico como antes, pero aún le doy un poco a la guitarra. También hace mucho que no practico con el lápiz, pero últimamente he ilustrado un relato mío que aparecerá publicado próximamente. Respecto a la escritura, es la afición que tomé en serio más tarde y a la que me he dedicado más (quizás porque me llena más). Comencé a escribir a los quince (nada que merezca la pena) y paré a los diecisiete viendo la manifiesta falta de perseverancia que me caracterizaba por entonces. Lo retomé a los veintitrés y desde entonces no he parado... Mis primeros relatos aparecieron en un fanzine de la universidad (El Ojo de Turing) y eran lo más parecido a cyberpunk que he escrito. Después escribía básicamente para los cumpleaños y santos de mis amigos, lo cual me mantuvo “en forma” a pesar de no publicar, período en el que también escribí mi primera y segunda novelas. Tras varios años, y gracias a los ánimos de la por entonces mi novia, comencé a probar en concursos (y descubrí la AEFCF). Finalmente conseguí mi primera publicación en el género en el Visiones’99. A partir de ahí he publicado en Bucanero, Data, La Plaga, Qliphoth, y tengo varios relatos aceptados para publicar, pero aún pendientes.

2.-¿Qué palabra, idea o sentimiento puede resumir el concepto de tu libro?

Ciclo de Sueños
son muchas cosas, y es complicado no ya explicarlas todas, sino además resumirlas. En su nivel más superficial es una reflexión sobre la (ir)realidad que aparentemente nos rodea. En niveles más profundos trata de pérdidas y sobre todo de superación y amor, libertad y descubrimiento interior, pero no son la esencia de la novela. El objetivo que tenía en mente cuando comencé a escribirla (aparte de la necesidad de hacerlo) era crear algo muy distinto de lo que había hecho hasta entonces, mayormente relatos con un alto componente de experimentación con la fantasía. Quería que la novela fuera un intento más maduro y más serio, y también más cercano a la literatura llamada “general”. Finalmente creo que lo conseguí en la primera parte, aunque el afán de experimentar me surgió de nuevo hacia la mitad. La labor de documentación también fue muy grande, puesto que la historia abarca diversas épocas y lugares.

3.-¿Cuánto has tardado en escribirlo?

Tardé dos años en escribirlo, aunque no trabajé en ello de continuo debido a que una tesis doctoral requiere mucho tiempo y a que no siempre se encuentra la inspiración necesaria... por no hablar de los períodos de documentación y de la producción de relatos, que no paró.

4.-¿Cómo fue su realización? ¿Te ha costado mucho? ¿O, por contra, te salió de una manera fluida?

La verdad es que una vez con el esqueleto de la historia en la mano (más concretamente, escrito en una servilleta sobre una mesa camilla en un estudio alquilado que constaba básicamente de un pasillo con una cama, un frigorífico y un hornillo eléctrico), la historia surgió casi sola, aunque sí es cierto que me lo tomé con calma y avancé despacio. Por otra parte eso es lo normal si no eres muy dado a especificar todos y cada uno de los detalles de la historia porque prefieres dejarte llevar por los acontecimientos y por los propios personajes.

5.-¿Lees mucha CF? Coméntanos alguno de los últimos libros que hayan caído en tus manos

Leo mucho, o al menos, todo lo que me deja mi cada vez más escaso tiempo libre. Últimamente alterno entre ciencia ficción y divulgación científica, pero aún tengo pendientes algunos libros de otros géneros que atacaré algún día. Hace unos años leía más variedad (tenía más tiempo), ¡incluso me leí de un tirón el Ulises de Joyce! Pero ahora tengo que ser más selectivo.

De entre lo último que he leído, destaco Por el Tiempo, de Silverberg, que a pesar de un comienzo un tanto flojo me ha dejado finalmente una buena sensación y me ha parecido una novela muy buena. El último libro que puedo destacar (he leído otros pero no me han sabido a mucho) es Cuatro Caminos hacia el Perdón, de Úrsula K. LeGuin, que me ha vuelto a confirmar mi insignificancia como escritor ante una auténtica maestra...

6.-¿Quienes son los autores que más te han influido?

Depende de la época. Comencé con Julio Verne. Seguí con Tolkien y Asimov (y Stephen King), me encontré casi sin buscarlo con Frank Herbert (primer gran salto cualitativo), y eso me abrió la mente a los grandes: LeGuin, Silverberg, Lem, Tepper, y por supuesto, Dick (segundo gran salto cualitativo). Al mismo tiempo exploré otros autores menores pero entre los que también encontré ideas interesantes y sobre todo entretenimiento. En esa época también salí de la ciencia ficción y la fantasía (tercer gran salto cualitativo) y di algunas breves pasadas por la literatura general: Shakespeare, Joyce, Cortázar, García-Márquez, ... Entre los mejores momentos que he pasado están aquellos en los que me daba cuenta de que había expandido mi idea de la literatura, inicialmente contenida en los parámetros de un adolescente, para atisbar la increíble libertad que da este arte a quien se atreve a utilizarla.

7.-Tanto de CF como de cualquier otro género, ¿qué libros son los que tú puedes considerar obras maestras y por qué?

Opino que esas consideraciones son demasiado subjetivas, y que la idea de “obra maestra” es una discretización exagerada de una realidad continua, pero diré que en CF las obras que me han fascinado absolutamente son algunas de Dick (Sivainvi, La Invasión Divina, ...) por su absoluto domino de la irrealidad a través de un estilo sencillo que ojalá yo fuera capaz siquiera de aproximar, de Herbert (Dune) por su presciencia y profundidad de razonamiento, LeGuin (Los Desposeídos, La Mano Izquierda de la Oscuridad, Cuatro Caminos Hacia el Perdón), por su exquisitez, dulzura y madurez también plasmadas en un lenguaje sencillo pero cálido, Card (La Voz de los Muertos) por la mejor representación de una cultura extraterrestre que he leído nunca y su habilidad para plasmar sentimientos, Silverberg (Muero por Dentro) por esa novela en especial, y Tepper (Hierba, Despertar, La Puerta al País de las Mujeres) por la capacidad de explorar una trama perfecta controlando en todo momento la sensación de misterio que rodea al lector.

Fuera de la CF, y quizás suene pedante, tengo que destacar el Ulises de Joyce. Media literatura moderna inventada en una sola novela no es moco de pavo... También me encanta Shakespeare, o cómo escribir algo que esté perfectamente fresco cuatro siglos más tarde. Algunos escritores en lengua española que destacaría serían García-Márquez y Cortázar.

Lamento no incluir autores españoles de CF, pero he llegado hace poco a este mundillo y no creo que tenga experiencia suficiente para opinar.

8.-¿Cómo ves el panorama de la CF mundial?

Ah, ¿pero todavía hay de eso? Yo pensaba que últimamente lo que se escribía eran todo franquicias de Star Wars y similares J Seguramente será culpa mía, por mi manía de adquirir libros en tiendas de segunda mano (lo cual no da mucho margen a las novedades). En cualquier caso, y a pesar de que me llamen viejo (que no lo soy), me encantaría encontrarme con alguna novela del género que suponga el mismo salto cualitativo ahora que Dune en su momento, por citar sólo un ejemplo.

En general, y pecando de pesimista, creo que la juventud actual, que es la que debería formarse como lectores del futuro, no está siguiendo demasiado ese camino. Priman más otros placeres más inmediatos y menos exigentes que sentarse a leer un libro. Quizás la literatura se transforme en otra cosa para adecuarse a la nueva filosofía de vida, o quizás no. No veo claro el futuro en ese aspecto.

9.-¿Y español?

Pues ahora que estoy entrando en él y viendo lo que se escribe y lo que se lee, veo muchas salidas para los escritores actuales, aunque realmente dudo del alcance popular de las mismas. Si quieres ser “mencionado”, “conocido”, tienes que publicar en unos pocos sitios muy concretos, los cuales tienden a publicar en su mayoría a autores ya “conocidos” y muy “mencionados”. Con lo cual, puedes aburrirte de esperar e incluso peor, puedes replantearte tus capacidades. Nadie duda de la altura de los autores conocidos actualmente, que son muy buenos, pero los desconocidos no tienen por qué ser menores...

Hay alternativas (como la presente colección), desde luego, pero pocas. Quizás todo esto es normal pensando en el reducido número de personas que estamos involucrados (como lectores o escritores) en este mundo.

10- Después de este libro tuyo en Espiral, ¿cuáles son tus planes? ¿Estás escribiendo algo ahora mismo?

Pues tengo pendientes de aparición relatos en La Plaga, en el cd-rom recopilatorio de BEM y en la colección Andrómeda de
Claudio Landete. Sigo escribiendo, aunque ahora tiendo a elaborar los relatos más y a experimentar menos con las formas, que es lo que he estado haciendo durante mucho tiempo. Digamos que como escritor me estoy serenando... Ahora mismo tengo un par de cuentos empezados, e ideas para algunos más. Y tengo ganas de encontrar la trama perfecta para mi tercera novela J