Juan José Aroz Contacto Información legal Nuestra colección

David Calleja Cuñado

Juan Antonio Fdez. Madrigal

Gabriel Bermúdez Castillo

"Demonios en el cielo" (Espiral - CF nº 23)

l.- Haznos una pequeña semblanza de ti mismo: quién eres, qué has escrito o publicado con anterioridad.

Tengo actualmente sesenta y seis años, soy Notario, y en mis ratos libres practico bastantes hobbys; hay quién dice que los tengo todos. A los dieciocho años comencé a escribir: relatos, novela e incluso teatro; pero no eran obras de ciencia ficción. No publiqué prácticamente nada; solo alguna historia corta.

Mi primera obra de ciencia ficción se publicó en 1.971. Se trataba de El mundo Hókun... con heterográfico acento en la "o", como comentó un crítico de la época. Era una colección de relatos, de los cuales el más largo, y también de mayor enjundia, tenía el título de Amor en una isla verde. Posteriormente publiqué Viaje a un planeta Wu-Wei, La piel del Infinito, El señor de la Rueda, Golconda, etc. Últimamente se ha hecho una edición electrónica de Golconda, completada con su segunda parte, y con el verdadero título que amparaba las dos: Mano de Galaxia.

2.- ¿Qué palabra, idea o sentimiento puede resumir el concepto de tu libro?

Me temo que si contestase a esta pregunta estaría dando la solución de uno de los enigmas que la obra plantea, y por tanto, estaría hundiéndoselo al lector. Prefiero, en vez de dar una respuesta directa, darla indirecta, explicando en que se basa mi idea personal de una obra de ciencia ficción.

Esta idea se compone de un entramado de sub-ideas. En primer lugar, todos o casi todos mis libros responden a satisfacer una pregunta: "¿Qué sucedería si...?" Tomando por ejemplo Viaje a un Planeta Wu-Wei, recientemente reeditado por la Asociación Asturiana de Fantasía y Ciencia Ficción, la pregunta podría ser esta: "¿Qué sucedería si en un mundo no existiesen la codicia, los tabues, la ambición desatada, sin que por eso faltase una sana agresividad?".

Por otra parte, entiendo que la ciencia ficción debe cumplir algunas condiciones secundarias: debe ser interesante y divertida... ¿por qué hemos de aburrir al lector con un manuscrito plúmbeo e insoportable?. Componente de eso mismo es el elemento de suspense que trato de dar a todas mis obras. Debe también plantear aspectos nuevos de la vida, de la humanidad, de la cultura. No considero imprescindibles, por el contrario, dilatadas explicaciones sobre cómo se viaja en el tiempo, se desplaza una nave a las estrellas, se lee el pensamiento de los demás, o se evita totalmente el pagar el Impuesto General sobre la Renta. El fin de una novela no es "explicar cómo funciona eso", sino "ver lo que sucede cuando eso funciona".

Para terminar, citaré una obra y una frase. La obra es El triángulo de cuatro lados de William F, Temple. En ella, dos hombres (Roberto y Guillermo) están ardientemente enamorados de la misma mujer, Elena. Ella, a su vez, ama a Roberto. Problema insoluble, al parecer, puesto que el amante despreciado jamás conseguirá satisfacer su amor. Insoluble, desde luego, para la literatura normal, o para el mundo de la realidad, Pero no para el mundo de la CF y para su correspondiente literatura, pues da la casualidad (si no, no habría historia) de que Guillermo es el inventor de un aparato capaz de duplicarlo todo... desde objetos a seres vivos. Tras algunas dudas, la muchacha accede a ser duplicada, para que su doble sea la esposa del inventor y enamorado defraudado. Ya estamos planteando la pregunta: "¿Qué sucedería sí...?" ¡Complétela el lector!

¿Y ahora qué? ¿Está el problema solucionado? El que haya leído la historia, ya sabe lo que pasó. Para el que no la haya leído, más tarde se lo diré.

Y la frase es la que decía un buen amigo mío, pintor fantástico, ya fallecido hace años y cuyo nombre era Mariano Gaspar. Leía mucha ciencia ficción, y me comentaba:

-Lo que más me gusta es cuando la nave llega a un planeta, desembarcan, y empiezan a pasar cosas raras y a salir bichos extraños...

¿Será ese el verdadero espíritu de la SF?

3.- ¿Cuánto has tardado en escribirla?

No llegó a tres meses. Desde el 4 de octubre de 1.992 al 31 de diciembre del mismo año. Pero es preciso decir que eso solo fue la trascripción material, vía ordenador, de lo que ya estaba en mi mente. La preparación previa (notas, encaje de secuencias, escenas, documentación, estudios, etc) requirió unos ocho o nueve meses. Luego no tuve que hacer más que copiarla.

4.- ¿Cómo fue su realización? ¿Te ha costado mucho? ¿O por el contrario te salió de una manera fluida?

Creo que esta pregunta se halla contestada con la respuesta anterior. Puedo añadir que escribir nunca me cuesta nada... ni mucho ni poco. Para mí escribir es un verdadero placer, bastante mas grande que la labor, un tanto árida a veces, de la preparación previa. Por tanto, cuando escribo, siempre lo hago fluidamente. Solo me corta el cansancio, o la necesidad de atender otras actividades.

5.- ¿Lees mucha CF? Coméntanos alguno de los últimos libros que hayan caído en tus manos.

Actualmente leo poco, pero no solo de CF sino de todo. Ello es debido a ciertos cambios profesionales que han disminuido de una manera drástica el tiempo libre que tenía y que hace unos años era mucho más abundante.

¿Cosas que he leído últimamente? Nuxlum de José Antonio Suárez. Me gustó mucho y me demostró que la SF española esta a la altura de cualquier otra. Los personajes están bien caracterizados y el ambiente opresivo de la base planetario trazado de mano maestra. La cité des Robots de unos secuaces de Isaac Asimov, cuyo nombre aparece en la edición francesa que llegó a mis manos con letra pequeñita mientras que la del buen Isaac lo hace con letra muy grande. Me desengañó, y además faltaba la segunda parte, con lo cual no me enteré de nada. He releído (como hago de vez en cuando) a Julio Verne, al Coronel Ignotus, a Aragón, a Robida y algunos clásicos más. También he leído a J.J. Benitez, que me produce un efecto sedante por lo tranquilamente que escribe.

Y de obras no de CF, estoy leyendo la historia de la primera Guerra Carlista, de Carlos Canales Torres, he terminado hace poco Las alforjas de Kai-Lung, de Ernest Branah, y acabo de comprar el último cómic de Asterix.

6.- ¿Quiénes son los autores que más te han influido?

Realmente no sé si me ha influido alguno o no. Eso deberían decirlo los que me lean, y noten esa influencia. Pero puedo explicar que mi afición a la CF nació al mismo tiempo que la colección NEBULAE. Un día, un amigo librero me la recomendó, y yo, que estaba acostumbrado a leer autores y obras de los "otros", manifesté mis dudas sobre que aquello pudiera ser interesante. Creo recordar que la primera obra de SF que leí (no cuento las de Julio Verne, leídas de niño en versiones infantiles) fue el número 2 de la colección: Los monstruos del espacio de A.E. Van Vogt. Me sorprendió la chafardera traducción del título original The voyage of the Space Beagle, el cual, como es lógico, me recordó mucho a Darwin. Como ya había leído El origen de las especies... la conexión entre ambos viajes excitó mi atención. La obra me subyugó, y a partir de ahí continué comprando toda la colección y lo poco más que en aquellos años se podía conseguir en España de dicho tema. Desde entonces, la mayor parte de mis lecturas fueron ciencia-ficción. Por tanto, si alguna influencia he sufrido, ha sido la de los autores que fueron publicados en NEBULAE.

7- Tanto de CF como de cualquier otro género, ¿qué libros son los que tú puedes considerar como obras maestras, y por qué?

Puedo contestar a esto diciendo cuales son los libros que más me han impresionado y me han dejado un recuerdo imperecedero. Y no sabría decir por qué... no puedo ponerme a hablar de la trascendencia de las ideas recogidas o de la brillantez del estilo. Solo sé que en su momento me impresionaron mucho, y que los vuelvo a releer de vez en cuando.

De literatura costumbrista:

La Guerra y la Paz de León Tolstoi.

El hombrecillo de los gansos de Jakob Wassermann (esta obra me enseñó, de una vez para siempre, como se estructura una novela)

El Lobo Estepario, de Hermann Hesse.

La primera parte de los Episodios Nacionales de Benito Perez Galdós. (Don Benito sale como personaje en una de mis novelas, no publicada)

Trópico de Cancer y Trópico de Capricornio de Henry Miller.

L´aiglon de Edmond Rostand.

La isla del Tesoro de Robert Louis Stevenson.

El amante de Lady Chatterley de David Herbert Lawrence.

El jardín de los suplicios, de Octave Mirbeau.

Hay muchos más, pero no puedo decirlos todos. Vuelvo a insistir en que no las declaro como obras maestras en sentido absoluto, sino como obras que me impresionaron por su contenido, su ideología, etc. Y por eso las destaco.

De ciencia ficción:

Sueño de hierro, de Norman Spinrad.

El fin de la infancia, de Arthur Clarke.

Ella, El retorno de Ella y Las minas del Rey Salomón de Ridder Haggard.

La isla misteriosa, de Julio Verne.

La trilogía de Perelandra, de C.S.Lewis.

Gabriel, de mi buen amigo Domingo Santos.

Todas las obras de William Hope Hodgson.

Casi todas las de Lovecraft.

La guerra de los mundos y El alimento de los dioses de H,G, Wells.

Erewhon, de Samuel Butler, y Viajes de Gulliver de Johnatan Swift.

Los grandes clásicos: Drácula, Frankenstein, Horizontes Perdidos, 1.984, El año 2.000, Fundación, Fahrenheit 451... ¡y tantos otros!

Y desde luego, El triángulo de cuatro lados, en la cual el problema planteado no tiene solución, puesto que la duplicación de Elena resulta ser tan enormemente exacta, que su doble (Dolly) sale de la máquina tan enamorada de Roberto como la Elena original lo estaba. Pero como es una excelente muchacha, capta la situación al instante, disimula, y se casa con el (de momento) feliz Guillermo... Los problemas que vienen más tarde, y que terminan con la muerte de Guillermo, y de una de las chicas (¿cual?) corresponden ya a otro plano.

8 y 9.-¿Cómo ves el panorama de la CF mundial? ¿Y español?

No puedo responder. Estoy muy desconectado, desde hace años, con ambas esferas, debido a ni trabajo. Tal vez si vuelvo a tener tiempo, podré volver a inmergirme en el mundo de la CF y opinar sobre él.

10.- Después de este libro tuyo en ESPIRAL, ¿Cuáles son tus planes? ¿Estás escribiendo algo ahora mismo?

No tengo planes; ya he dicho por qué. Y no estoy escribiendo nada. De vez en cuando se me ocurre alguna pequeña idea para un relato de unas páginas, y lo escribo. Pero los tres o cuatro que he llevado al papel últimamente, no son de CF. Así, los autores del fanzine LA PLAGA, de Majadahonda, me pidieron una colaboración, y lo único que pude mandarles fue un relato, no de SF, titulado Turismo de guerra.

Repito: no estoy escribiendo nada. La última novela larga que empecé (de la cual no quiero hacer comentarios... da muy mala suerte para la propia novela) se detuvo con solamente la primera parte concluida a mediados de noviembre de 1.996. Y esto es todo lo que tengo que decir. Gracias.